Mis niños

El amor se riega todos los días

Mi foto
En el nirvana, El séptimo cielo, Heard & McDonald Islands
RÍE. LLORA. AMA. VIVE. Republicana, progresista y romántica por excelencia. Fuerte sentimiento de la justicia. Divino desastre pálido y frío. Creo en el destino, en la educación al pueblo y en el cambio. "Sapere aude."

sábado, 9 de junio de 2012

Un pedacito de mí


¿Sabes por qué no me gusta que me pidan disculpas?
Cuando lo hacen las personas se muestran inofensivas, torpes, verdaderos patanes. Incluso hay veces que llegan a ser verdaderamente latosos. Pero a parte de eso, cuando pides disculpas debes decir que lo sientes, que fue tu error y preguntar qué deberías de hacer para arreglarlo. Nunca nadie se preocupa por qué tiene que hacer para arreglarlo. De ahí que lo odie.
Puede ser mejor o peor, sin embargo, las personas  lo valoran como algo tan importante que olvidan que de vez en cuando deben hacer que me sienta satisfecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario