Mis niños

El amor se riega todos los días

Mi foto
En el nirvana, El séptimo cielo, Heard & McDonald Islands
RÍE. LLORA. AMA. VIVE. Republicana, progresista y romántica por excelencia. Fuerte sentimiento de la justicia. Divino desastre pálido y frío. Creo en el destino, en la educación al pueblo y en el cambio. "Sapere aude."

jueves, 2 de abril de 2015

Mi paraíso escogido.

Era Nat, sólamente, Nat. Por la mañana metro cincuentaseis con el pelo revoltoso. Era Nat con vestido, Nat con tus camisetas para dormir. Nati para muchos, Natalia cuando firmaba, Valentina cuando escribía. Pero en tus brazos, era sencillamente Nat.

Tú eres luz de mi vida, por lo que mi corazón bombea y mi lengua quejosa a veces te mataba, pero yo te amaba (te sigo amando, nunca podría dejar de hacerlo).

Qué maravillosas eran nuestras aventuras imaginarias, en la cama, en el sofá, caminando de la mano saliendo y entrando de la estación.

Eres precioso. Pienso en ángeles y en el cielo, en el secreto del pigmento negro, en el arte como vida, pero nuestro amor es lo único inmortal que podemos compartir.

Tú, yo y los besos. Mataría por besarte.  Por tener ese sabor tan dulce que deshace mi boca. Si pudiera elegir el primer día de escuela, volvería a elegirte cruzar mis primeras palabras en el edificio blanco contigo.


Nos enamoramos, nos enamoramos como nadie más nunca había hecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada