Mis niños

El amor se riega todos los días

Mi foto
En el nirvana, El séptimo cielo, Heard & McDonald Islands
RÍE. LLORA. AMA. VIVE. Republicana, progresista y romántica por excelencia. Fuerte sentimiento de la justicia. Divino desastre pálido y frío. Creo en el destino, en la educación al pueblo y en el cambio. "Sapere aude."

sábado, 21 de febrero de 2015

Me gusta cuando vives.

¿Por qué darnos a la gran rutina de estas calles tan tristes de este país nuestro? Así nos íbamos destruyendo entre edificios rotos y olor a fábrica de muertos.
Entre lo inmensamente grande que veía al mundo y a su vez tan infitesimamente pequeño (la nueva era de poder conocer a quien quisieses de donde fuese), yo; que ni era nada ni era nadie, te hallé a ti, tan simple, tan como yo, en el lugar más inconcebible.

La tierra que nos vio llegar, nos vio amarnos, nos vio crecer y como dijo mi Cortázar: "Ándabamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos."

La casa y yo empezamos a verte cada mañana desde la cama a ti y a tu delgada silueta vestiros. Comiendo todas las mezclas que se te ocurrieran, reírnos como locos, hacerte reír hasta cuando lloro.

Cada vez que me ahogo me tiendes la mano y yo respondo, me rindo a tus brazos. Me rindo a tus ojos castaños, a esas largas pestañas que parecen no tener fin, al lunar de tu cuello, a esas manos hechas por un artista, a esa mente tan sobrenatural (...) Mientras vienes como sol entra por la ventana a acunarme... Y paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada